Dudas en cuanto al futuro de Rivaldo. El que fuera campeón del Mundo en 2002 con la selección brasileña ha confirmado su adiós al Sao Caetano, conjunto de la Segunda División de su país del que se ha desvinculado después de no poderse recuperar de los constantes dolores que sufre en una rodilla.

De este modo, resta por conocer que acontecerá ahora con el atacante de 41 años, pues no quiso confirmar si una vez desvinculado del Sao Caetano buscará un nuevo equipo en el que seguir su longeva carrera profesional o colgará las botas.