Autor de los tres goles que dieron la victoria al Everton frente al poderoso Chelsea (3-1), el escocés Steven Naismith ha reconocido que el pasado verano estuvo a punto de aceptar la propuesta del Norwich City. Sólo la intervención del técnico Roberto Martínez evitó la fuga del que es ahora nuevo ídolo de Goodison Park.

«Hubo interés allí y cuando usted no está jugando cada semana es difícil dejar pasar estas oportunidades. Cuando llegó la oferta pensé que era algo que tenía que considerar. A mi edad, y después de haber tenido un par de años difíciles con una lesión, te preguntas cuánto tiempo va a pasara antes de que vuelvas a jugar regularmente de nuevo. Pero no estivo en mis manos, porque el entrenador dijo que no quería que me fuera. Eso estuvo bien de alguna manera, pero cuando no estás jugando, es una decisión difícil de tomar», explicó el futbolista en su última comparecencia ante los medios.