La aportación de Robin van Persie ha caído sistemáticamente en el Fenerbahce, habiendo disputado en la actual campaña unos escasos 199 minutos. Gran parte de culpa la ha tenido la lesión que tuvo al poco de iniciarse la Süper Lig, pero tras su recuperación, el futbolista no ha entrado en el equipo.

Desde L’Equipe aseguran que el delantero holandés podría regresar a su casa, a Holanda, y más concretamente al Feyenoord, el club en el que se formó. El ariete podría dar así el último paso en su carrera donde disputar las últimas temporadas antes de colgar definitivamente las botas. De su contrato con el equipo turco le restan 6 meses, por lo que de no completarse en la presente ventana de traspasos, podría llevarse a cabo en verano.