Como hiciera Dirk Kuyt la pasada temporada, para acabar conquistando al final la Eredivisie, Robin Van Persie puede volver a Holanda. El delantero de 33 años milita en el Fenerbahçe, donde sumó la temporada pasada nada menos que 114 goles en 35 partidos.

Sería un refuerzo estrella para su antigua escuadra, el Feyenoord, que jugará la Liga de Campeones la temporada que viene tras reinar en los Países Bajos. De acuerdo con Sports Mole, el acuerdo para ese regreso podría cerrarse dentro de pocas semanas.