Rodrigo Caio estuvo a un paso de convertirse en jugador del FC Barcelona. El zaguero llegó a pasar las pertinentes pruebas médicas, pero el cuadro catalán acabó decantándose por el colombiano Jeison Murillo. «Llegué a hacer las pruebas médicas, y eran positivas, pero ellos tenían dos opciones. Yo o Murillo, que fue fichado. Ya las había pasado, y cuando salí de la sala de pruebas, ya tenían fichado a Murillo», acaba de reconocer el futbolista en una entrevista concedida a Globoesporte.

Aunque valoraba la cesión en el cuadro catalán como una excelente oportunidad para impulsar su carrera, el canarinho ha dejado claro que seguirá esperando en el Sao Paulo la oportunidad de desembarcar en el fútbol europeo. «Me quedé a la expectativa, claro que era una gran oportunidad para mi. Eran solo seis meses, pero era una oportunidad de entrar en Europa, en un club grande, donde podía mostrar mi fútbol. Pero lo más importante es que estoy con mi cabeza tranquila y tengo contrato con el Sao Paulo (..) Me siento tranquilo esperando una oportunidad y un día poder ver realizado mi objetivo de jugar en Europa. Mientras no suceda, tengo a mi club, una historia con el Sao Paulo y el cariño de todos ahí dentro. Esto es lo más importante», explicó