A la sombra de la inalcanzable Juventus durante las últimas temporadas, la Roma quiere conformar una plantilla con la que encontrarse en disposición de luchar por la Serie A. Así, la dirección deportiva encabezada por Monchi ya comienza a sumar nombres propios a su lista de futuribles.

Según destaca Il Messaggero, una de las primeras prioridades es Alejandro "Papu" Gómez, futbolista argentino de 29 años que defiende los colores del Atalanta (36 partidos en Serie A, 15 goles este curso). Otros de los nombres a seguir son los del defensa Francesco Acerbi y el atacante Gregoire Defrel, ambos del Sassuolo). En el capítulo de salidas, algunos de los nombres propios a seguir son los de El Shaarawy, Perotti y Salah, que han seducido respectivamente a Fiorentina, Torino y Liverpool.