Llegado a la capital de Italia dos años atrás desde el Olympiakos, el central griego Kostas Manolas (25 años) se ha convertido en uno de los grandes referentes del cuadro italiano. Así, el heleno es un pilar clave en el centro de la defensa de la Roma (90 partidos disputados desde su llegada). Tanto es así que su bien rendimiento ha provocado que distintos conjuntos de primer nivel hayan llamado a la puerta romana con la clara intención de acometer su fichaje.

Entre los que más interés han mostrado se encuentran Arsenal y Chelsea, si bien el FC Barcelona podría haberse dejado una opción preferencial con la cesión de Thomas Vermaelen. De cualquier modo, y a tenor de lo que apunta Il Tempo, la Roma se ha movido con presteza. De este modo, hay prevista una reunión con el agente Yannis Evangeloupolos a fin ampliar el contrato del futbolista que actualmente se extiende hasta 2019. De este modo, el griego pasará a cobrar 3 M€ por temporada.