El atacante del Athletic Club no está disponiendo de grandes oportunidades en la plantilla actual del cuadro de Bilbao. A pesar de que Ziganda ha dejado fuera del once en varias ocasiones a Aritz Aduriz, él no ha sido el elegido para suplirle, ni tampoco ha tenido un papel protagonista en la banda, donde acostumbramos más a verle. La irrupción de Iñigo Córdoba parece haberle tapado la oportunidad que brindaba la lesión de Muniain y Susaeta parece ser el preferido para entrar al campo en caso de sustituir a un hombre de banda.

De esta forma, Sabin Merino solo ha disputado 159 minutos con la elástica rojiblanca esta temporada y, aunque confía en valer para jugar de titular con los leones, valoraría una cesión en enero en busca de la forma y las sensaciones que no está encontrando en el Nuevo San Mamés con el objetivo de regresar en verano y ganarse un puesto en el que será su último año de contrato.