Que el futuro de Sandro Ramírez no pasa por continuar en Goodison Park más allá del próximo mes de enero es un hecho. El jugador saldrá del Everton ante las escasas oportunidades que tiene, habiéndose quedado, desde la llegada de Sam Allardyce, en las cuatro ocasiones posibles fuera de la convocatoria.

Ahora, según The Mirror, se especula con que el jugador podría estar de vuelta en su viejo club, el Málaga. El equipo de la costa del sol estaría buscando un delantero que sumar a sus filas y se podrían plantear el regreso del delantero con una cesión, aunque es una difícil posibilidad ante el salario que percibe en este momento en Inglaterra.