Como se ha venido especulando recientemente, Kiko Casilla va a abandonar la disciplina del Real Madrid finalmente en este mercado de invierno. Inédito toda la temporada con el cuadro blanco en partido oficial, el guardameta de 32 años se marchará a Inglaterra.

El Leeds United es el club que va a acogerlo en sus filas, ya que Marcelo Bielsa lo ha convencido y le dará previsiblemente la oportunidad de tener minutos en la Championship con vistas a afrontar el ascenso a la Premier al final del ejercicio, según Sky Sports.