Marco Fassone quiso salir al paso de las críticas que ya hablaban sobre que el futuro económico de la entidad se podía ver truncado tras la inversión realizada el pasado verano si el equipo no alcanza un puesto para disputar la Champions League la próxima temporada. El director general del AC Milan intentó tranquilizar a los aficionados respecto a esta situación: «Si no llegamos a la Champions, no pasará nada: las cuentas aún son fuertes y el Milan se mantendrá en la misma, sin caer en el abismo».

Además mostró tranquilidad respecto a su reunión con la UEFA: «Salí del encuentro de Nyon con un tibio optimismo. El peor escenario posible es que la UEFA no está convencida de los números». De esta forma, el italiano quiso mostrar seguridad respecto al proyecto de Li Yonghong en Milán, donde asegura que tiene un compromiso firme.