Según Mundo Deportivo, el FC Barcelona se habría visto obligado a posponer la reunión con el agente del jugador, Josep María Orobitg, ante un viaje imprevisto del representante, con quién tenían previsto reunirse en el día de hoy.

De esta forma, las negociaciones para la prolongación del contrato de Sergi Roberto se mantendrán en espera una semana más, en un auténtico culebrón de los culés por alcanzar un acuerdo con el polivalente jugador cuya diferencia abismal está entre su elevada cláusula en comparación con un salario menos a la altura.