Aunque pasó de puntillas por el mercado estival, el Espanyol ha firmado un convincente arranque de temporada (acumula 7 puntos tras 4 jornadas). Tal y como ha explicado Sergi Darder, en una entrevista concedida a Mundo Deportivo, a falta de refuerzos ha sido el cambio de mentalidad de los integrantes del plantel el que ha contribuido a mejorar su rendimiento .

«Se ha demostrado que los fichajes estaban en casa. Era difícil mejorar la plantilla trayendo jugadores de bajo coste y tanto Rufete como Perarnau confiaban en nosotros y vieron que era más necesario un cambio de mensaje que firmar a muchos futbolistas», comentó.