Sergio Agüero ha sido noticia en las últimas horas porque habían trascendido unas declaraciones suyas en las que afirmaba que el nuevo Balón de Oro tenía que ser alguno de los finalistas de la Liga de Campeones. Y como no mencionó a su amigo Lionel Messi, se armó el revuelo por su respuesta.

Por eso el delantero ha utilizado las redes sociales para zanjar la polémica: «No me gusta tener que salir a aclarar pero cuando se me atribuyen palabras que nunca dije, lo tengo que hacer. Para que quede claro, y siempre respondí lo mismo, mientras Messi siga jugando, y más cómo en esta temporada, merece ganar el Balón de Oro. La pregunta que me hicieron se refería a si yo podía merecer ese premio este año. Y respondí que para poder aspirar a eso tendría que haber llegado a la final de la Champions. Tan claro como eso y que no puede dar lugar a ninguna malinterpretación».