Después de haberse hecho con los servicios del brasileño Neymar pagando los 222 M€ que se fijaban en su cláusula de rescisión, el Paris Saint Germain se ha fijado en otra pieza del FC Barcelona en forma de posible refuerzo. Esto es al menos lo que destaca el intermediario Jonathan Beilin en declaraciones a la prensa francesa de la que se hace eco Mundo Deportivo. Concretamente, se trata del centrocampista internacional Sergio Busquets (29 años).

Así, el citado intermediario reconoce que «Nasser sueña con traer a Busquets, aunque después de lo de Neymar parece imposible». Uno de los factores que convierten su fichaje en muy complicado es el contrato que actualmente une al FC Barcelona con su canterano hasta junio de 2021 después de su última renovación.