Tras el empate cosechado en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid, Sergio González, entrenador del Real Valladolid, ha manifestado su satisfacción por el punto conseguido en uno de los campos más difíciles del planeta. El Pucela estuvo a merced de los blancos en la primera mitad, pero ofreció una imagen completamente distinta tras la reanudación. Sergi Guardiola y Óscar Plano, al igual que la semana pasada en el Benito Villamarín, lideraron la parcela ofensiva del cuadro blanquivioleta.

«Peleamos cada partido como si fuera el último y los puntos los consideramos determinantes. En la primera parte, el Madrid nos ha sometido, pese a nuestro buen trabajo defensivo. En la segunda parte, tuvimos ocasiones y ellos nos convirtieron el gol cuando mejor estábamos. El equipo ha crecido, ha tenido fe y ha logrado el empate», ha señalado el míster de los pucelanos. Real Madrid y Real Valladolid se encuentran empatados en la tabla con 4 puntos.