Como se esperaba después de sus declaraciones tras el partido de ida de octavos de final ante el Ajax de Amsterdam, Sergio Ramos acaba de ser sancionado por la UEFA con dos partidos por haber forzado la amarilla intencionadamente en dicho encuentro.

El capitán del Real Madrid no se perderá solamente la vuelta ante el equipo holandés la semana que viene, sino que tampoco estará en la ida de cuartos de final si como se espera los de Santiago Solari superan la actual ronda tras el resultado favorable de la ida.