El pasado verano, tras constatar que Zinedine Zidane no tenía intención de darle demasiadas oportunidades, el joven Sergio Reguilón decidió abandonar la disciplina del Real Madrid e iniciar una nueva aventura en el Sevilla, conjunto en el que actuará como cedido hasta que concluya la temporada. Dos meses después de dar el salto, el zaguero reconoce que acertó de pleno.

«En Sevilla me quieren muchísimo, la gente es maravillosa. Yo sabía que había jugado bien y la decisión la toman otros. No tomé como un fracaso haberme ido del Madrid porque di lo máximo. Estoy muy feliz, pero esto es muy largo, hay que mantener el nivel. Con Lopetegui muy bien, es un gran entrenador», explicó.

A lo largo de su conversación con la Cadena COPE, el lateral diestro indicó que no cree que Zidane se sienta extraño por ver que un jugador al que descartó ha sido convocado por la Selección de España absoluta. «No creo que sea un palo para Zidane verme en la selección, se alegrará por mí. Le deseo suerte al Madrid, menos contra nosotros, pero yo ahora miro lo mío», aseveró.