AS Roma 4 – 2 Sassuolo

El renovado proyecto de la AS Roma, con Paulo Fonseca a la cabeza, deseaba superar a un adversario duro de roer como es el Sassuolo. Los asistentes al Olímpico tuvieron la fortuna de asistir a una auténtica exhibición de los suyos en poco más de media hora. Bryan Cristante fue el encargado de inaugurar el electrónico antes de alcanzar el minuto 15 (1 – 0), mientras que el killer Edin Džeko aumentaría la renta en el luminoso de la escuadra giallorossi (2 – 0). La euforia se desataría por completo con el tercer tanto de la tarde, obra de Henrij Mjitarián (3 – 0), a lo que se debe añadir que Justin Kluivert firmaría el 4 – 0 para desesperación del cuadro visitante.

No obstante, el Sassuolo salió con la mentalidad totalmente cambiada al regresar del túnel de vestuarios. Domenico Berardi recortaría diferencias en el compromiso (4 – 1), además de volver a aparecer a falta de menos de 20 minutos para concluir la batalla para sembrar algo de incertidumbre en el seno de la parroquia de la Roma (4 – 2). Fonseca pretendió por todos los medios que sus pupilos no perdieran la concentración durante los instantes decisivos de la contienda, lo que permitiría que la escuadra local sumase la primera victoria de la campaña en la Serie A.