Fiorentina 1 – 1 Inter de Milán

El Inter de Milán afrontaba un duelo muy importante en el Estadio Artemio Franchi contra la Fiorentina, un duelo correspondiente a la decimosexta jornada de la Serie A. Después del triunfo de la Juventus en Turín contra el Udinese, el cuadro encabezado por Antonio Conte necesitaba lograr el triunfo para mantenerse en lo más alto de la tabla. Todo ello después de haberse quedado fuera de los octavos de final de la Liga de Campeones, una vez que la escuadra nerazzurri no pudo superar al FC Barcelona (ya clasificado) en la jornada decisiva de la fase de grupos en el Giuseppe Meazza.

Tomaría ventaja rápidamente el Inter por medio de un viejo conocido de la Fiorentina, además de ser recordado con mucho cariño por la afición del Villarreal. Borja Valero sería el encargado de perforar el fondo de las mallas de la meta protegida por Bartłomiej Drągowski, una diana que el centrocampista madrileño no celebraría por respeto hacia la que fue su afición (0 – 1). Lautaro Martínez, pretendido por el FC Barcelona, ampliaría (de manera momentánea) la diferencia a favor de los intereses de las tropas de Conte, pero el colegiado, a instancias del VAR, invalidaría la diana del artillero argentino. El equipo viola hizo todo lo que estuvo en su mano para nivelar la batalla, encontrando el premio a su insistencia en las postrimerías del envite por medio de Dušan Vlahović, que firmaría el 1 – 1 definitivo.