Nápoles 2 – 0 Hellas Verona

El Nápoles afrontaba la visita del Hellas Verona al Estadio de San Paolo con la misión de sumar 3 puntos de oro, todo ello con el regreso de la competición a la Serie A después del parón internacional por los compromisos de selecciones. Arkadiusz Milik sería el encargado de romper la paridad en el electrónico poco antes de concluir los 45 minutos iniciales, provocando que la parroquia del cuadro partenopeo manifestase su alegría con motivo de la diana materializada por el artillero polaco (1 – 0).

Tras la reanudación, el plantel visitante, comandado por Ivan Jurić, tomó la decisión de dar un paso al frente con el objetivo de tratar de sumar un valioso punto frente a una de las mejores escuadras de Italia. No obstante, los hombres dirigidos por Carlo Ancelotti no estaban por la labor de desperdiciar la mínima renta de la que gozaban en el envite. De hecho, Milik se convertiría en el máximo protagonista de la contienda al ampliar la ventaja de los suyos y firmar un doble en su cuenta particular (2 – 0). Por tanto, victoria necesaria para un Nápoles que se verá las caras con el Red Bull Salzburgo en la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions.