AC Milan 2 – 2 Lecce

Stefano Pioli se estrenaba como técnico del AC Milan con la visita del Lecce, todo ello tras haber sido designado como el relevo de Marco Giampaolo en el banquillo rossoneri. La situación se le pondría de cara al 7 veces ganador de la Liga de Campeones, dado que Hakan Çalhanoğlu, uno de sus futbolistas más técnicos, aprovecharía la asistencia de Lucas Biglia para subir el 1 – 0 al luminoso de uno de los estadios más célebres de la historia del deporte rey: San Siro. Daba la sensación que podía ser un envite satisfactorio para los intereses de los locales, pero las tornas iban a cambiar al volver del túnel de vestuarios tras el descanso.

El VAR tendría su participación, como viene siendo habitual en las principales Ligas del Viejo Continente. El colegiado se sirvió del videoarbitraje para señalar una pena máxima favorable para el Lecce, un lanzamiento desde el punto fatídico que atajaría Gianluigi Donnarumma, aunque Khouma el Babacar se beneficiaría del rechace para devolver las tablas al electrónico (1 – 1). Sin embargo, Çalhanoğlu volvería a entrar en juego para demostrar el talento que atesora con el cuero en sus botas, una jugada que finalizaría con la diana materializada por el killer del Milan: Krzysztof Piątek (2 – 1). Aun así, los visitantes iban a amargar el estreno de Pioli como entrenador de los rossoneri merced al tanto transformado por Marco Calderoni en el tiempo añadido para firmar el definitivo 2 – 2 en San Siro.