«Lo vi en las redes sociales y en las noticias, pero a mí no me ha llegado nada. Si le llega a alguna persona primero le llegará a mi agente y después me lo comunicará. En lo que estoy concentrado es en mi trabajo. Me gustaría ser feliz y jugar al fútbol. Ahora estoy en una situación delicada, pero sé que se va a hacer lo mejor para mí».

Así ha hablado para El Desmarque André Silva, delantero de 23 años del Sevilla que de este modo ha querido dejar claro que no sabe nada del cuadro hispalense con respecto a su futuro. Cedido por el AC Milan y autor de 8 goles en 18 partidos, el portugués era cuestionado por las intenciones de su equipo después de que Joaquín Caparrós admitiera recientemente que querían comprarlo.