Ensayo y error. Esta parece ser la práctica de un José Castro que no acierta a configurar la cabeza de la dirección deportiva del Sevilla. El presidente del cuadro hispalense está hallando mayores dificultades de las esperadas y tras el ’no’ de Antonio Cordón se ha encontrado con la repuesta, también negativa, de Ramón Planes.

Ante esto, el conjunto de Nervión valora dos alternativas que no estaban preestablecidas en el guión. Por un lado, está la vía de Braulio Vázquez, actual director deportivo de Osasuna, quien, según señala Levante EMV, se ha colocado como opción preferente para el cargo. En contrapartida, Diario de Sevilla señala la otra apuesta que tiene sobre la mesa el club, que podría abogar por un proyecto con raíz sevillana con la candidatura de la dupla de Joaquín Caparrós y Carlos Marchena.