Pese a la dolorosa goleada que se ha llevado de Rusia, el entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo ha salido al paso para afirmar que el equipo hispalense tenía el encuentro en su mano hasta que el Spartak de Moscú sumó el segundo tanto que supuso el 2-1.

Así, el argentino destacó que «Es una derrota dura. Si en el primer tiempo nos dicen que acabaría así no lo creeríamos. Concedimos muchos errores después de haber fallado el 1-2. Cada ocasión fue un gol. No sentí que bajáramos la cabeza. El rival fue muy efectivo. Hasta la jugada del segundo gol el partido era nuestro».

Además, analizando la derrota, el técnico reconoció que «Es demasiado abultada la derrota. Hay que imaginar revertir esto. Nos desordenamos en el intento de igualar el marcador. ¿Secuelas de la derrota? Necesitaremos una reacción, revisar cosas y darnos cuenta de que debemos hacer más desde todas las partes, comenzando por mí. Siempre busco soluciones. Creo en una idea de juego y la mantendremos encontrando los mejores hombres. Hay que dar la vuelta a todo lo negativo en el partido ante el Spartak en Sevilla».