Después de las dos últimas derrotas en las visitas al Athletic Club y al Spartak de Moscú, el Sevilla vuelve mañana a la competición con la Liga. El cuadro hispalense jugará frente al Valencia y por eso hoy Eduardo Berizzo ha hecho frente a las críticas en rueda de prensa.

«Es parte de mi profesión, las absorbo, al igual que también el elogio. Soy tan simpático cuando gano como cuando pierdo... No estoy afectado, mi trabajo conlleva un desgaste emocional porque impacta sobre mucha gente. En estos momentos soy el mismo de hacer tres meses, sigo creyendo en lo que hago y en mis jugadores. Yo quiero lo mejor para el Sevilla y que los aficionados estén orgullosos de su equipo. Del club siempre he tenido el apoyo», afirmó el entrenador.