«Rudi juega esta noche (por ayer, ndr.) su último partido con el Marsella. Estaré con él allí y luego nos reuniremos. A él no le gusta hablar de otros equipos cuando está con contrato en un club. Tenía que dirigir antes el último partido. A partir del lunes será diferente. Es cierto que desde que él comunicó en sala de prensa que no continuaría en el Marsella no hemos parado de recibir llamadas de intermediarios, de directores deportivos… es algo lógico. Pero, de momento, no se ha profundizado en nada. ¿El Sevilla? Se dice que la tierra tira… Sabemos que Monchi está trabajado en el Sevilla para tener al entrenador más adecuado. Insisto, hasta el lunes Rudi no estudiará las diferentes propuestas que pueda tener y analizará lo que sea más conveniente para su futuro».

Estas declaraciones que recoge ABC de Sevilla corresponden a Pascal Boisseau, representante de Rudi García, que deja ahora el banquillo del Olympique de Marsella. El entrenador galo es uno de los favoritos para ocupar el puesto de técnico del Sevilla y su agente no duda en alimentar esa idea.