Inmerso en la recta final de su actual contrato, el centrocampista argentino Éver Banega (31 años) se ha convertido en un futbolista más que atractivo para un buen número de clubes. Aunque el Sevilla está haciendo todo lo posible por estirar su compromiso, hasta que el jugador no rubrique el acuerdo, serán muchos los clubes que traten de abordar su fichaje.

Entre esos pretendientes despunta hoy la Fiorentina. Según cuenta el Corriere Fiorentino, la entidad viola cree que el ex de Inter de Milán o Valencia resultaría idea para mejorar las prestaciones de un equipo que no atraviesa precisamente un periodo positivo. Precisamente, por eso, por el momento la Fiore no parece una amenaza muy seria para el combinado hispalense.