En Turquía hay un jugador que brilla con luz propia. Se trata de Emre Demir (15 años), centrocampista del Kayserispor. Apenas hace unos días, Emre Demir se coló entre los grandes nombres de la Liga Turca. Fue ante el Genclerbirligi, equipo al que anotó un golazo que, aunque no le ayudó a ganar, sí que le sirvió para batir el récord de precocidad anotadora de la Primera División turca.

Según apuntan ahora varios medios turcos, el futbolista habría llamado la atención de Monchi y emisarios del Sevilla ya estarían recabando informes del joven futbolista. Llegó a estar en las categorías inferiores del París Saint-Germain y del FC Barcelona, y ha debutado recientemente con la Sub17 de Turquía. Monchi se frota las manos y, de momento, el futbolista seguirá brillando.