Tras la dura derrota del pasado sábado ante el FC Barcelona en la final de la Copa del Rey, Vincenzo Montella ha comparecido hoy en rueda de prensa. Y entre otras cosas el preparador italiano ha hablado de su futuro después de que el martes por la noche fuera cesado el director deportivo del Sevilla Óscar Arias.

«No me preocupo de lo que no puedo controlar. Trabajo con la confianza de siempre, estamos trabajando como siempre, sabemos en lo que nos hemos equivocado y en lo que hemos hecho cosas grandiosas. No estoy preocupado porque el trabajo de entrenador es así. Cuando ganas eres el mejor y cuando pierdes eres el culpable. Es normal y yo tengo que mantenerme equilibrado porque los jugadores tienen que sentir mi confianza. El entrenador siempre está en un equilibrio precario, yo estoy tranquilo, con ganas del viernes y de acabar la temporada en el objetivo. Creo en mi trabajo y en el de los jugadores», afirmó el italiano.