Siniša Mihajlović, técnico del Bolonia, ha comunicado una noticia realmente dura que atañe a su salud: «Desde el comienzo de la pretemporada siempre tuve fiebre, mi esposa ni siquiera podía creer que podía estar enfermo. Hice algunas pruebas y los resultados dicen que tengo leucemia».

Pese a la enfermedad que padece, el balcánico, de 50 años de edad, ha demostrado una gran entereza a la hora de combatirla: «No son lágrimas de miedo. Respeto la enfermedad y la enfrentaré con el pecho hinchado, mirándola a los ojos, como siempre he hecho». Además, ha asegurado que será capaz de compaginar el tratamiento al que tenga que someterse con su cargo al frente del Bolonia.