El técnico del Inter de Milán no ha tardado en mostrar su desagrado tras la incorporación de Rafinha. A través de RAI, el italiano criticaba su fichaje: «Nunca me he quejado de este club y he tenido oportunidades para hacerlo. La defensa estaba cubierta numéricamente. En el medio hubiera traído a alguien con el nivel adecuado para pelear por metas importantes».

Luciano Spalletti hizo referencia a su situación, por lo que aunque sus características y calidad sea la adecuada, el preparador no cree que esté en su mejor condición para ser el refuerzo que necesitaba el cuadro neroazzurro: «No le puedes pedir alguien que no ha jugado en año y medio que solucione las cosas. Nosotros somos los que tenemos que ayudarle a él y no al revés. Rafinha ha jugado cinco o seis partidos el año pasado». Un comienzo difícil para el ex del FC Barcelona que tendrá que trabajar y mucho para hacerse un hueco en el equipo italiano y hacer que su entrenador recule en sus palabras.