Fue fichado el pasado verano como una de las joyas con más futuro del fútbol nipón, pero Takashi Usami seguía perteneciendo al Gamba Osaka. El Bayern Múnich se guardó una opción de compra por este atacante de 19 años que solamente ha disputado 3 encuentros con el cuadro bávaro en la presente campaña (1 gol).

Pero el rendimiento del japonés durante esta aventura en Alemania no ha convencido a los técnicos del combinado del Allianz Arena. De este modo, como la escuadra germana ha decidido no comprarlo el jugador ha regresado a su país y militará de nuevo en el club que posee sus derechos, con el que acumulaba 17 goles en 62 partidos.