Tras el encuentro de ayer entre Argentina y Brasil, decidido con un gol de Lionel Messi, las consecuencias del partido siguen vigentes. De manera que si el seleccionador Tite reconocía una discusión con la estrella argentina, ahora el defensa del PSG Thiago Silva ha cargado duramente contra el capitán argentino.

«Dio dos pelotazos, y el árbitro no hizo nada. Discutió con el árbitro y éste siguió riéndose. Hay que dejar de lado la admiración. Hemos hablado con algunos jugadores que juegan en España y sucede lo mismo, busca controlar el juego, y mediatizar las decisiones del árbitro. En la Champions no tiene esa ventaja porque los árbitros son más duros. No lo ves tratando de mandar tanto. Hay árbitros, que por admiración, comienzan a ponerse de su lado. Como no teníamos a Neymar a nuestro lado estábamos en desventaja», afirmó el zaguero.