Después de su experiencia en el AS Mónaco, que no salió demasiado bien, Thierry Henry quiere seguir su carrera como entrenador de élite. Tras adquirir además experiencia como ayudante de Roberto Martínez en Bélgica, el francés quiere ahora entrenar en ese país.

De acuerdo con Het Laatse Nieuws, el galo se ha ofrecido para entrenar nada menos que al Anderlecht, uno de los grandes de la Jupiler League. Aunque recientemente también ha sonado para dirigir al New York Red Bull de cara a la siguiente temporada.