Capitán en el choque de ayer que enfrentó al Paris Saint Germain con el Bayern Múnich, el centrocampista Adrien Rabiot sigue en el centro de las miradas. El motivo no es otros que el interés que ha despertado en un FC Barcelona donde ocupa uno de los primeros lugares en la lista de futuribles.

Y pese a que en las últimas horas se había apuntando desde Francia que el campeón de la Ligue 1 no valoraba la salida del jugador, el entrenador del PSG Thomas Tuchel no ha cerrado la puerta a la marcha del jugador. «Depende de él, tiene que decidir y ver si quiere quedarse con nosotros, adaptarse a nuestro estilo. De lo contrario, irá a por un nuevo desafío (…) Se ve su potencial y que aún puede crecer. Me encanta este jugador, me gusta trabajar con él y es muy fácil ver su proyección», espetó el germano.