A sus 22 años, el delantero germano Timo Werner se ha convertido en uno de los grandes nombres propios de la Bundesliga. El motivo no es otros que los buenos registros que viene exhibiendo en las filas de un Leipzig en el que este curso acumula 13 goles y 3 asistencias en los 21 partidos disputados.

Con un contrato hasta 2020 y el interés de varios de los conjuntos más importantes de Europa, el Leipzig marca su posición en lo que a la situación del futbolista se refiere. Así, según ha anunciado en Kicker el director deportivo del club Olivier Mintzlaff «Antes del final de la temporada tenemos que tomar una decisión. Entiendo que es normal que algunos de nuestros jugadores sean seducidos por clubes con otras metas deportivas y otras posibilidades económicas. Si Timo no prioriza obtener un gran salario, y continúa con nosotros, estará invirtiendo en su futuro deportivo».