Consciente del secundario papel que le ha otorgado Arsene Wenger en la presente temporada (apenas ha disputado 7 partidos), el checo Tomas Rosicky se plantea seriamente la posibilidad de abandonar la disciplina del Arsenal durante el inminente mercado invernal.

Según relata The Telegraph, el veterano centrocampista (34 años) maneja una interesante propuesta de Olympiakos, conjunto que ya tanteó su incorporación en pasadas ediciones del mercado y que ahora parece dispuesto a dar el paso definitivo para reclutarle.