Es un problema porque tal vez algunos jugadores no estén de acuerdo en este plan y, por supuesto, tienen razón en quejarse, tienen razón en hablar y en explicar lo que quieren lograr. Es normal que quieran marcharse, afrontar otros desafíos, porque todos somos diferentes y tenemos diferentes motivaciones y metas en nuestra vida. Lo más importante es hablar, diseñar el plan para todos y que todos seamos felices porque en la vida se trata de ser feliz y no de perder el tiempo de mala manera porque la vida es muy corta.

Así ha hablado en las últimas horas Mauricio Pochettino sobre la posibilidad de que algunas de sus figuras cambien de aires. El entrenador del Tottenham entiende que pueda seguir perdiendo estrellas próximamente, como sucedía el pasado verano con Kyle Walker.

«Es la naturaleza humana. Los jugadores siempre quieren mejorar. Los jugadores siempre quieren retos pero no estoy preocupado. Conocemos nuestro proyecto, quiénes somos y luego intentamos desarrollar nuestro proyecto. No solo se trata de pensar en el presente sino que es muy importante pensar a largo plazo porque no solo se trata de ganar hoy, mañana o después de mañana, tenemos que ganar en un año, dos años, tres años y cuatro años. Ese es el plan del Tottenham y tal vez sea completamente diferente para otro club para el que sea importante ganar hoy», prosiguió el técnico.