Mauricio Pochettino, entrenador del Tottenham, reconoció en rueda de prensa que, en caso de haber ganado la final de la Champions League con el conjunto de los Spurs, habría salido del equipo con la intención de cambiar de aires y dejar un nuevo proyecto en manos de otro líder.

«Quizá con un resultado diferente podría haber pensado que sería el momento de marcharse, de dejar a otros la posibilidad de abrir un nuevo capítulo, con un nuevo cuerpo técnico. Pero después de la final pensé que no era bueno salir así, no soy una persona que eluda los problemas o las situaciones difíciles. Me gustan los grandes retos, y puede ser un bonito desafío reconstruir el equipo para intentar repetir una temporada como la pasada. Es algo que me motiva mucho», confesó.