En lo que parece que será la tónica casi general de las ruedas de prensa que Mauricio Pochettino ofrezca de aquí hasta, al menos enero, el entrenador del Tottenham ha vuelto a referirse a la situación de Christian Eriksen, quien acaba contrato a final de temporada.

«Siempre ha estado feliz aquÍ. Por supuesto que todo el mundo tiene sus objetivos y sus retos, pero ya dije antes del partido ante el Arsenal que tiene la mentalidad correcta. Por eso le puse. Es un jugador muy importante para nosotros y le apreciamos mucho. Está contento y si puede jugar, lo hará», explicó el argentino.