La derrota ante el Swansea City (5-4), la sexta cosechada de forma consecutiva, ha puesto contra las cuerdas a Alan Pardew. El técnico inglés no ha sido capaz de trazar un rumbo correcto y, a estas alturas, el Crystal Palace se encuentra mucho más cerca de los puestos de descenso (está igualado a puntos con el primer equipo que perdería la categoría) que de la anhelada zona noble de la tabla.

Según cuenta el Daily Mirror, si la directiva del equipo decide tomar cartas en el asunto y se deshace de su entrenador, su sustituto podría ser el controvertido Sam Allardyce. El que fuera por un escaso margen de tiempo seleccionador de Inglaterra se toparía con una excelente oportunidad para impulsar una carrera seriamente dañada por su supuesta participación en un turbio asunto relacionado con las comisiones de los fichajes.