Descendido a la Ligue 2 pese a su buena temporada en el Dijon (38 partidos disputados), el joven portero francés Baptiste Reynet (21 años) podría abandonar el DFCO apenas un año después de su desembarco del modesto Martigues.

Y su destino podría ser más que destacado. Concretamente, y según apunta la información publicada por La Provence, se trata del Olympique de Marsella, el cual está buscando un recambio que pueda hacer competencia a Steve Mandanda, cuyo rendimiento ha bajado en las últimas campañas.