Mateja Kezman, el que fuera delantero del Atlético de Madrid en la temporada 2005-2006 (8 goles en 30 partidos), podría convertirse en la solución a los problemas ofensivos del Espanyol. Eso sí, para que el ariete pueda recalar en la entidad blanquiazul es necesario que la directiva deje libre una plaza de extracomunitario, ya que el actual futbolista del PSG (1 en 15) posee la nacionalidad serbia.

Como quiera que el nuevo técnico catalán Mauricio Pochettino no está dispuesto a desprenderse de Lola Smiljanic, el club pretende agilizar los trámites para convertir en comunitario al central argentino Nico Pareja, zaguero cuya mujer tiene antepasados italianos. De conseguir el pasaporte, el ariete internacional (66 veces), que, según Sport, ya ha sido ofrecido al equipo españolista, podría regresar a la Liga.