Puede que pocos le recuerden, pero hace unos años, Brasil se relamía con el futuro de uno de los miembros de la selección Sub-20. Un ariete muy fino de cara al gol y cuyo talento se encargó de pescar el Oporto, aunque esto supuso el inicio de un declive prolongado en el tiempo hasta ahora, con 28 años, donde se ha convertido en una de las historias curiosas debido a su situación. Rechazado por el conjunto luso que trata de colocarlo en cualquier lado hasta que su contrato expire, Walter Henrique se marchó cedido a Paysandú, donde dejó una sorpresa de peso.

Y es que el delantero brasileño recaló en el equipo de la Segunda División de Brasil, la llamada Serie B, con un sobrepeso considerable, pasando los ¡100 kg! Una cifra más que sorprendente en el fútbol y que le ha hecho ser una de las imágenes de Internet en los últimos días tras vestirse de corto. Su enfermedad, que podría coincidir con la de Ronaldo Nazario, le haría inevitablemente ganar peso hasta haber derivado en su situación actual, una por la que aún así hay conjuntos por la que se atreven a apostar.