Álvaro González, zaguero que se marchó del Villarreal CF para emprender una nueva aventura deportiva en la Ligue 1, ha sufrido un revés importante. Con motivo del encuentro que medía al Olympique de Marsella, su actual club, con el Montpellier, el central tuvo que retirarse del terreno de juego al poco de arrancar la contienda. Tras sufrir un encontronazo con Steve Mandanda, el de Potes no se sintió en plenas facultades físicas para continuar en el césped.

Por tanto, el Marsella, que no ha podido auparse hacia la primera posición en el campeonato doméstico, ha anunciado que Álvaro, de 29 años, permanecerá en el dique seco a lo largo de las próximas 5 semanas. El jugador padece «un trauma directo involuntario en la pierna derecha», tal y como indica el comunicado emitido por la entidad gala. Es por ello que deberá iniciar su proceso de recuperación con el objetivo de volver a vestirse de corto lo antes posible.