En el partido entre el Barcelona de Guayaquil y el Emelec hemos visto esta brutal entrada que le costó al agresor la expulsión directa, ya que es una acción antideportiva que podría haberle causado un gran daño a este futbolista.