El Nápoles no ha concretado aún quién será el nuevo encargado de salvaguardar la portería la próxima temporada. Con la salida de Pepe Reina, el puesto de titular está vacante y los italianos deben incorporar a un meta que haga olvidar rápidamente el buen hacer del español durante los últimos años.

Para esto, y en el ajetreado casting que manejan los napolitanos, estaría presente, según La Stampa, la opción de Salvatore Sirigu (31 años). El italiano, actualmente en las filas del Torino, donde está realizando un buen papel, cuenta con experiencia tanto en la competición como en Europa, lo que le convertiría en un buen recambio a corto plazo. El conjunto granata tiene atado al futbolista hasta 2019, aunque podría abrirse a una negociación que dejara un pellizco por un portero que recaló gratis en Turín el pasado verano.