Se esperaba la rueda de prensa de hoy de Unai Emery en el PSG, porque el entrenador vasco iba a ser cuestionado sobre la polémica surgida el pasado fin de semana entre Neymar y Edinson Cavani. Obviamente el técnico ha optado por quitar hierro al asunto en su comparecencia, aunque así ha confirmado que hubo ese roce.

«Al final del partido, en un estado emocional muy alto, pudo haber una conversación que uno puede llamar de discusión, pero que son normales, que se producen en todos los partidos, en una dirección u otra, pero eso no rompe la buena armonía, el buen ambiente que hay en el equipo», aseguró el preparador.

También dejó claro que el uruguayo es el primer lanzador de penaltis del equipo: «Los dos jugadores que son los lanzadores son Cavani y Neymar, porque ellos son capaces y pueden asumir esa responsabilidad, aunque otros pueden golpear también. Entrenamos mucho en penalties. Necesitamos más jugadores que dos. El primero es Cavani, el segundo es Neymar».