«Estoy enfadado y desilusionado, llevo dos meses trabajando duro, para que el equipo, para que crezca, yo lo que quiero ver mañana son las ganas de ellos, de los jugadores, las ganas de sufrir por la camiseta. Nunca he hablado con nadie de mercado, lo que quiero ver de los jugadores es las ganas de sufrir y los que quieren quedarse tienen que demostrarlo, quiero ver quién tiene la actitud y quién no, los que no tengan carácter que se vayan, los que no estén contentos que se vayan, no es un problema de táctica, es un problema de personalidad, llevamos dos meses en el club trabajando duro y es el momento de mostrar quien se quiere quedar y quién no».

Así, de forma contundente ha querido Cesare Prandelli mandar hoy en rueda de prensa un mensaje a sus jugadores, tras los últimos resultados cosechados por el Valencia. Visita mañana el cuadro che una plaza siempre complicada como es la de Anoeta, donde la Real Sociedad se ha mostrado casi inexpugnable hasta ahora.